9 Consejos para Cuidar tus Carillas

Ya hemos repetido en varias ocasiones que las carillas estéticas no suelen requerir cuidados especiales en relación con los dientes naturales, pero sí que hay que tener presente que son materiales externos que no son similares al resto de dientes de tu boca, y por lo tanto, hay que prestar atención a algunos aspectos para mantenerlas en perfecto estado el mayor tiempo posible.

Consejos para Cuidar tus Carillas DentalesImagen: mister gc

Por eso, a continuación te dejamos algunos consejos para cuidar tus carillas y mantenerlas como el primer día que son válidos tanto para las de composite como para las de porcelana (aunque teniendo en cuenta que las de composite son menos duraderas, sí que deberás tomarte más en serio estos consejos para cuidarlas):

1.- Realizar un buen cepillado: Lógicamente, este es el principal consejo que puedes recibir para el cuidado de tu salud e higiene bucodental, y por supuesto, también para el cuidado de tus carillas dentales. Deberás realizar un cepillado siempre como mucho una hora después de comer, ya que cuanto antes se realice, mejor limpieza se conseguirá y menos tiempo permanecerán los restos de comida en tu boca.

2.- Utilizar hilo dental: Este consejo se une al anterior, y combinado con él ofrece mejores resultados. El hilo dental ayudará a retirar los restos de comida que se encuentren entre tus dientes y que el cepillo no pueda retirar. Esto es importante siempre, pero en relación con las carillas adquiere una mayor relevancia, ya que mantener los restos pegados a ellas puede favorecer su desprendimiento y acelerar su decoloración.

3.- Evitar el tabaco: El tabaco de por sí amarillea los dientes, y con las carillas ocurre lo mismo. Si fumas y utilizas carillas, ya tienes una razón más para dejarlo…

4.- No abusar de algunas bebidas: El café, el té y demás infusiones, así como el vino, zumos y refrescos oscuros favorecen la pérdida de color y el oscurecimiento de los dientes. Si abusas de estos productos, acelerarás el proceso de decoloración de tus dientes y de tus carillas, por lo que acercarás cada vez más la vuelta al dentista para realizar el mantenimiento oportuno (en el caso de las de composite) o directamente cambiarlas por desgaste y colocar unas nuevas (en el caso de las de porcelana).

5.- Cuidado con las salsas: Las salsas como el kétchup o la mostaza suelen atacar el color de los dientes, por lo que a largo plazo también pueden alterar el color de tus carillas dentales. Si utilizas carillas te recomendamos que no abuses de este tipo de salsas.

6.- Realizar limpiezas profesionales periódicas: Uno de los mejores consejos que puedes recibir para cuidar tus carillas es sin duda acudir al propio dentista cada año para realizar una revisión y de paso valorar la necesidad de una limpieza bucal profesional que elimine posibles acumulaciones de sarro y manchas en los dientes mediante un buen pulido.

7.- Atención a las acciones de morder: Las carillas suelen colocarse específicamente en los dientes más frontales, que son los que realizan principalmente la acción de morder. Es importante evitar morder objetos ya sea para cortarlos (celofán, hilo, uñas…) o sujetarlos (tapones, bolsas…). Además las comidas que requieran mordidas especialmente duras, como bocadillos con pan duro, cortezas, cáscaras de frutos secos… están desaconsejadas. Todas estas acciones pueden dañar, desprender y/o romper las carillas, por lo que se deben evitar como prevención.

8.- No friccionar y/o apretar los dientes: Consejo similar al anterior. Las personas con bruxismo (tendencia a apretar los dientes) tienen las carillas totalmente desaconsejadas, pero en casos de personas que tengan manías por las que suelan chasquear, friccionar o apretar los dientes habitualmente, las carillas dentales se desgastarán con mayor facilidad tendiendo a romperse y despegarse, por lo tanto este tipo de acciones conviene evitarlas.

9.- Cuidado con algunos deportes: Si practicas deportes de contacto como pueden ser el fútbol o el baloncesto, incluso cualquier deporte de pelotas, que tenga la posibilidad de que en el algún momento recibas un golpe en la boca (tenis, pádel, voleibol…) te recomendamos usar un protector dental. Un golpe fuerte en las carillas puede hacer que se desprendan o directamente romperlas. En ese sentido, más vale prevenir que curar.

Como ya hemos dicho, todos estos consejos para cuidar las carillas son válidos tanto para las de composite como para las de porcelana. A continuación tienes más información sobre ellas.

Imagen: stockimages
Imagen: stockimages
Imagen: stockimages