Dientes Perfectos: ¿Cómo Conseguirlos?

Actualmente podemos decir que hay una cosa indudable, y es que el mercado de la estética y la belleza está en auge. Cada vez surgen más tratamientos y productos de belleza que nos ayudan a conseguir una apariencia cada vez más cuidada, y en el ámbito de la estética dental no podía ser menos. Los dientes perfectos están de moda.

Por ello, en este artículo vamos a ver qué son y cómo conseguir unos dientes perfectos para mejorar aún más nuestra imagen corrigiendo esos pequeños o grandes defectos que nos impiden gozar de la codiciada “sonrisa de Hollywood”.

dientes perfectos claves

¿Cómo son los Dientes Perfectos?

Cuando hablamos de los dientes ideales, siempre nos viene a la cabeza una imagen de la típica sonrisa de los famosos con dientes blancos y bonitos que parecen estar hechos solo para unos pocos. Pero además de la buena estética, unos dientes perfectos deben tener una buena salud, ya que por muy bonitos que se vean, si en el fondo están dañados o afectados por algún tipo de problema de salud e higiene bucodental ¿Realmente se pueden considerar “perfectos”?

Por lo tanto, el punto principal para empezar a considerar una dentadura perfecta es que ésta goce de una buena salud, y para ello debemos cuidar muy bien la higiene bucal siguiendo los mismos 9 consejos que recomendamos para cuidar las carillas dentales y acudir al dentista a hacer revisiones generales al menos una vez al año.

Desde el punto de vista estético, los dientes perfectos tienen 5 puntos clave que hacen que los consideremos así nada más verlos, y por tanto se convierten en 5 características a mejorar:

  • Color: Los dientes perfectos deben tener un color adecuado. No hace falta tener un blanco nuclear que resulta antinatural y demasiado llamativo. Eso sí, en la mayoría de los casos el color de los dientes es algo más amarillento o grisáceo de lo que sería deseable. Una prueba muy sencilla es mirarse al espejo y sonreír. Si notas diferencia entre el color de los dientes y el blanco de tus ojos, es posible que necesites un blanqueamiento dental, ya que el color de dientes ideal es el más parecido posible al blanco de los ojos.
  • Encías: Aunque hablemos de dientes perfectos, en la sonrisa también influyen las encías. Deben tener un tono rosado (signo de buen estado de salud) y no deberían verse a la hora de sonreír, o al menos no más de 1 mm.
  • Simetría: Los dientes perfectos son simétricos. Que un diente sea de un tamaño, forma o color diferente al de su par del otro lado dificulta mucho conseguir la imagen de “perfección” de la dentadura. En este caso, los dientes que más se ven son los incisivos, por lo que van a ser los que haya que tratar principalmente, dejando en un segundo plano los molares y premolares según el caso (siempre que no haya problemas de oclusión al cerrar la dentadura con estos últimos).
  • Alineación: Punto similar al anterior. Los dientes perfectos deben estar perfectamente alineados, sin espacios interdentales ni líneas irregulares en la encía o el borde de los dientes. También deben seguir una línea de mordida adecuada, no estando unos apuntando hacia adelante y otros hacia atrás. Estos problemas suelen requerir ortodoncias.
  • Dientes visibles: A la hora de sonreír, una dentadura perfecta debería mostrar de manera principal los dientes superiores y dejar en segundo plano los inferiores. Además, la línea de los dientes superiores debe seguir la línea de los labios tanto superior como inferior, no estando demasiado rectos o curvos en comparación con las líneas de los labios. Algo similar a lo que vemos en la imagen con las líneas verdes:

dientes perfectamente alineados

Estos son los 5 puntos clave a los que se debe atender a la hora de conformar los dientes perfectos.

Cómo tener dientes Perfectos

Ahora que sabemos qué son exactamente lo que consideramos unos dientes perfectos, en este punto vamos a ver cómo conseguirlos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que si realmente queremos conseguir unos dientes perfectos, la mejor forma de conseguirlos va a ser acudir al dentista. No hay forma casera o “truco milagroso” que te permita conseguir unos dientes perfectos en menos de un minuto ni nada por el estilo, por lo que si ves algún tipo de anuncio en ese sentido, que sepas que son anuncios engañosos.

También debes tener en cuenta que no todas las personas son iguales, y que cada dentadura en un mundo. Visto así, hay personas que tienen dientes casi perfectos por naturaleza, pero hay otras personas que también por naturaleza, o por sus malos hábitos de uso e higiene dental, tienen una dentadura que está muy lejos de ser perfecta, ya sea  por el deterioro del color del esmalte, por desgaste o falta de dientes, por desalineación, caries, sarro, etc.

tratamientos dentales antes y despues

Por lo tanto, cada caso requerirá un tipo de tratamiento dental u otro, aunque con los tratamientos que existen se pueden conseguir auténticas maravillas en las clínicas más cualificadas. Entre los tratamientos dentales que nos van a permitir conseguir unos dientes perfectos encontramos:

  • Ortodoncia: Muchas personas se quejan del hecho de tener que llevar ortodoncia, ya que les resulta incómoda y afecta a su imagen, pero hay ocasiones en las que la desalineación de los dientes es muy acusada y es difícil conseguir unos dientes perfectos sin ortodoncia. Si es tu caso, existen varios tipos de ortodoncia que permiten corregir la dentadura sin que se noten los aparatos ni los brackets, como la ortodoncia invisible o la ortodoncia lingual que vemos pinchando (aquí).
  • Carillas Dentales: En los casos en los que la desalineación no sea muy acusada, las carillas dentales suponen probablemente el mejor tratamiento para conseguir unos dientes perfectos sin ortodoncia. Es el tratamiento de los famosos y consigue corregir espacios interdentales, forma, color, tamaño, simetría y alineación de los dientes.
  • Blanqueamiento Dental: Hay pacientes que tiene los dientes realmente bien desde el punto de vista estructural y su única pega para conseguir que sean perfectos puede ser un color menos blanco del que desearían. En esos casos, el blanqueamiento dental es un tratamiento ideal para corregir ese defecto.
  • Limpieza Dental: En casos similares al anterior en los que existan acumulaciones de sarro, la limpieza dental se puede realizar de forma previa al blanqueamiento para eliminar todas las acumulaciones bacterianas que puedan afectar a la higiene dental. Después se podrá realizar el blanqueamiento o el tratamiento que sea necesario.
  • Implantes dentales: Ante la ausencia de dientes, es necesario colocar un sustituto de la pieza o piezas dentales perdidas para cubrir ese espacio y mejorar la imagen y funcionalidad de la dentadura. Para realizar este proceso, se pueden colocar implantes dentales o también puentes dentales.

Estos son los principales tratamientos estéticos que pueden ayudarte a conseguir unos dientes perfectos. No debes olvidar que el dentista te aconsejará el tipo de tratamiento más adecuado a tu caso particular.