Carillas Componeer: ¿Qué son?

Entre los tratamientos de carillas dentales que existen actualmente en el mercado, podemos encontrar diversas posibilidades para ajustarse cada una a las necesidades del paciente. Como ya explicamos en nuestra portada, las carillas dentales se dividen en dos tipos dependiendo del material con el que se fabriquen, que puede ser composite o porcelana, pero dentro de esa diferenciación encontramos varios subtipos.

En este caso, las Carillas Componeer de Coltene, son un subtipo de carillas de composite que tienen la ventaja de ser prefabricadas, a diferencia de las de composite tradicionales que se van fabricando directamente sobre el diente.

Carillas Componeer

Las Carillas Componeer son fabricadas por el laboratorio Coltene, por lo que sólo los dentistas que trabajen con los productos de este laboratorio podrán realizar tratamientos con estas carillas.

Para su fabricación se utiliza un composite dental nanohíbrido y diversos moldes para crear carillas estandarizadas de diferentes tamaños y formas que se ajusten a las medidas medias de los dientes anteriores (en total hay 30 formas diferentes de Carillas Componeer, 6 por cada tamaño). Tienen un grosor de apenas 0,3 mm, por lo que no requieren apenas tallar el diente con las ventajas que eso genera. Esto no quiere decir que queden todas iguales, ya que una vez colocadas el dentista puede limarlas fácilmente para ajustarlas mejor a la morfología de la dentadura del paciente, lo que no podría hacerse si fuesen de porcelana.

Ventajas de las Carillas Componeer:

Estas carillas combinan los beneficios del composite con los beneficios de las carillas fabricadas en el laboratorio. Sus principales ventajas en comparación con los tratamientos tradicionales de composite y porcelana son:

  • Pueden probarse sobre el diente: Al tener las carillas ya fabricadas, el dentista puede colocarlas sobre los dientes del paciente para que pueda ver de manera aproximada el resultado sobre su boca.
  • No dependen tanto de la habilidad del dentista: Al ser prefabricadas, el trabajo “artístico” del dentista se reduce, ya que no tiene que construirlas desde cero, sino simplemente tallar y limar para dar un toque final.
  • No requieren prácticamente tallar el esmalte: Normalmente, las carillas prefabricadas de porcelana requieren tallar el esmalte dental, lo que puede provocar sensibilidad y hace que el tratamiento sea irreversible. Las carillas Componeer no necesitan que se talle el diente, o en todo caso el tallado sería mínimo (entre 0,1 y 0,2 mm). Además, no olvidemos que al ser de composite, las carillas Componeer también pueden tallarse y reducirse en alguna zona en caso de necesidad.
  • Procedimiento rápido y sencillo: El procedimiento de colocación de estas carillas es mucho más rápido que el de las carillas dentales habituales. No hay que tallar el diente ni hay que tomar medidas y fabricar las carillas en el laboratorio (como ocurre con las de porcelana), puesto que las Componeer ya están hechas. Y tampoco hay que ir construyéndolas y dándoles forma sobre la marcha como ocurre con las de composite habituales, lo que puede llevar horas. Las Componeer simplemente se colocan sobre el diente, se pegan, y se liman para darle el mejor acabado.
  • Ausencia de dolor y sensibilidad: Este es otro beneficio que se consigue gracias a la ausencia de tallado del esmalte dental. No se necesita anestesia par su colocación y no habrá sensibilidad dental tras su colocación.
  • Tratamiento reversible: El tratamiento es totalmente reversible, ya que se pueden retirar las carillas y volver atrás en caso de necesidad.
  • Son económicas: Tanto para el dentista como para el paciente, el coste de este tratamiento es más bajo que el habitual para carillas prefabricadas. Suelen costar la mitad que las carillas de porcelana.

¿Cómo se colocan las Carillas Componeer?

Basta una sola sesión (dos si contamos la visita informativa previa para realizar la valoración del caso por parte del dentista). En la visita donde se realice el proceso de colocación de las Carillas Componeer se llevarán a cabo los siguientes pasos:

1.- Elección y prueba de las carillas a utilizar (tamaño y forma).

2.- Preparación de los dientes (con un posible mínimo tallado).

3.- Prueba definitiva de las carillas Componeer sobre los dientes ya listos.

4.- Preparación de las carillas (limpieza y tallado para su mejor ajuste)

5.- Colocación y fijación de las carillas sobre los dientes.

6.- Limado y limpieza final para dar el acabado definitivo.

Aquí te dejamos un video oficial de Coltene donde puedes ver el procedimiento de colocación  completo:

 

Como hemos dicho más arriba, es posible que en tu clínica dental no se utilicen Carillas Componer, dado que son exclusivas del laboratorio Coltene. Por eso, a continuación te invitamos a conocer más sobre las carillas de composite tradicionales y las carillas de porcelana tradicionales.